En casa podemos preparar muchas comidas de forma saludable y fácil

En la actualidad es de vital importancia cuidar lo que comemos para mantener un buen estado físico y mental, así como ayudar en la prevención de numerosas afecciones y enfermedades relacionadas con malos hábitos alimenticios. Muchas personas piensan que para ser saludables se debe tener una dieta estricta y sin muchos alimentos, pero la verdad es que ahora se puede preparar gran variedad de comidas que nos ayudan a alcanzar nuestras metas. Debemos consultar un especialista antes de comenzar cualquier plan, ya que dependiendo de nuestra genética y otros factores, podrán haber alimentos que suben la tensión, retrasando nuestro progreso.

Se puede definir la presión arterial como la fuerza con la que la sangre es bombeada al resto del cuerpo. Este es uno de los valores que cambia constantemente, pero de estar muy elevado con valores superiores a 140 mm Hg y 90 mm Hg, podemos estar frente a una hipertensión, mientras que si está muy baja, con valores inferiores a 100 mm Hg y 60 mmHg podría ser un cuadro de hipotensión. Quienes sufren de hipertensión es posible que necesiten medicación para controlar dicha condición, mientras que los que sufren de hipotensión no la necesitan.

Para mantener la salud equilibrada, es necesario evitar los extremos, beneficiando principalmente la salud cardíaca, y la alimentación correcta es parte importante para lograrlo. Algunos alimentos que podemos incluir en nuestra dieta especialmente para controlar la hipertensión o subir la presión son los siguientes. La sal es uno de los alimentos más efectivos si queremos subir la presión arterial. Si eres de los que sufre hipertensión deberás reducir su consumo, mientras que si sufres de hipotensión puedes aumentar el consumo de la misma sin excederte.

Los embutidos como el jamón, las salchichas y el chorizo, son reconocidos por tener altos niveles de grasa y sal, y son recomendados para quienes sufren de hipotension. Si sufres de lo contrario puedes controlar su consumo para evitar subidas muy bruscas de tensión, lo importante será evitar abusar del consumo ya además son altos en grasas.

Los frutos secos como las almendras, avellanas y nueces, son buena fuente natural de vitamina B, necesaria para mantener en orden los niveles en la tensión. De no consumirse de forma regular se pueden presentar bajas de tensión con regularidad. Otras fuentes de vitamina B son los cereales, los productos lácteos y los huevos.

Las bebidas con altos niveles de cafeína bien sean el té, café o refrescos, pueden aumentar la frecuencia cardiaca y al mismo tiempo incrementan la tensión arterial. Dependiendo cuál sea tu caso, podrás consumir más o menos tazas de café para mantener los niveles en orden, evitando las molestias taquicardias. El chocolate es una excelente opción si se busca mejorar la frecuencia cardiaca por su contenido de teobromina. Especialistas sugieren uno o dos trozos de chocolate negro, al 70% especialmente en las mañanas. Durante todo plan alimenticio también es aconsejable tener una rutina de ejercicios, así como tomar agua para mantener todos los sistemas al mejor funcionamiento posible, haciéndonos sentir bien física y mentalmente.

Deja un comentario