Quiero una casa moderna

El estilo moderno es algo que todos deseamos tener con nosotros, y ello marca nuestros días desde que nos levantamos, despertadores electrónicos, el último modelo de auto, una joya de la más reciente colección de la marca tous, y por supuesto, una casa al mejor estilo actual. Y es que lejos de lo que ha sido el nacimiento de este estilo y de lo que podemos hacer con él, lo que es cierto es que se pueden encontrar puntos en común que a todos nos lleva a pensar de modo automático en lo que debe contener una vivienda para que pueda llamarse moderna.

Para ello inicialmente se debe considerar que una casa con estilo moderno a primera vista debe mostrarnos una vista bastante lineal con una cubierta plana. Siendo una vivienda unifamiliar no hay mucho por discutir en lo que se refiere a la idea de diseño de vanguardia que deseamos alcanzar. En cuanto a la fachada, esta se nos presenta casi en su totalidad de cristal, tal característica es un elemento representativo de este estilo y ello se debe a que el mismo se sostiene en el concepto de espacios luminosos tras lo cual lo presiden grandes ventanales, para lo que suele ser común el empleo carpintería en vez de ventanas de aluminio o de PVC.

Uno de los aspectos que posiblemente identifica de mejor manera a este tipo de viviendas es su fachada que puede encontrarse revestida en madera, piedra o incluso ladrillo y sus acabados en mortero con el fin de revestir el resto de materiales. Estas casas aparte de luminosas, son amplias y con altura. Para las paredes se utilizan colores claros evitando dejar vigas o pilares, ya que estos no necesariamente cuadran con el estilo. Esto le otorga un estilo casi industrial.

La fachada

Una fachada con estilo contemporáneo se presenta simple y honesta, debido a que lo más importante es definir la entrada de la mejor manera, para poder entender de forma clara que ese es el acceso a la vivienda. En ella no están incluidos ornamentos que no son útiles o necesarios, pues de esta forma se puede mantener la sobriedad en el estilo.

Decoración para interiores

Una de las primeras reglas es que no se hace estricta la decoración de las paredes, con dejarlas desnudas es suficiente, sobretodo si cuentan con una textura algo interesante como pueden ser el ladrillo, concreto armado o piedra. Quizás se podría considerar alguna obra de arte. En lo referente a persianas o cortinas, estas deben ser lo más simple que se pueda, pero si que sean tejidos que protejan de la luz y de colores claros o neutros que se puedan ser combinados con facilidad con el resto de la decoración.

No debemos dejar a un lado el uso de las plantas, ya que estas son un elemento que nunca le viene mal a las casas, pero cuando se trata del toque moderno, ese lo marca el lugar en donde se ubiquen: bajo la escalera o en las paredes. Si se trata de los jardines, estos son diseñados en piedra o arena, debido a que suelen estar de moda.

Deja una respuesta