Realiza yoga en tu casa de forma sencilla y con muy poco tiempo

Para quienes no tienen tiempo en su día a día para asistir a una clase de yoga, ahora se puede practicar desde casa y de forma sencilla. No importa que seas principiante, lo que cuenta es tener la motivación y las ganas para establecer esta práctica en tu hogar, investigando lo necesario a fin de evitar lesiones y maximizar la experiencia. Con la correcta preparación, el aprendizaje se vuelve eficiente, viable y hasta divertido. A continuación te presentamos algunos consejos para que puedas realizar esta práctica. Lo primero será establecer el espacio donde realizaremos la actividad, y en este caso debemos asegurarnos de no tener muebles que supongan un riesgo a la hora de realizar las posturas.

Este espacio debe ser limpio y sereno, lo puedes decorar con objetos o imágenes que crean una sensación de paz. Invierte en las herramientas de trabajo para que puedas realizar todas las posiciones sin que te falte nada. Adquiere una esterilla de yoga, las cuales puedes encontrar de diferentes modelos y precios. También adquiere dos bloques y una correa para las modificaciones que pueda requerir, así como una manta de yoga. Toma todas las precauciones para evitar lesiones, ya que serán tu responsabilidad al practicar esta disciplina desde el hogar.

Que tu espacio esté libre de obstáculos es quizás la observación más importante, así que hay que remover los muebles y los juguetes de los niños para despejar el área.  Procura practicar en una superficie dura, ya que las superficies blandas pueden causar lesiones en las articulaciones, así como las alfombras gruesas dificultan el equilibrio. Muchos profesores advierten que no se deben forzar las posturas, ya que puede ser perjudicial, en estos casos se recomienda tener un maestro que te guíe. Elige tu estilo de yoga, con tantas variedades puede resultar intimidante si recien comienzas.

Tendrás diferentes formas para elegir y probar hasta que encuentres la que mejor se adapta a ti. El hatha yoga es la forma más común, aunque varios instructores recomiendan empezar con el yoga iyengar o yoga kripalu, aprendiendo de mejor forma las técnicas y las posturas. Si por el contrario prefieres aprender movimientos dinámicos y meditación profunda, el kundalini yoga es ideal. Busca estilos y maestros que se adapten a tus necesidades y te inspiren en tus prácticas. También puedes ver algunas clases con tu estilo de yoga elegido, de forma que puedas ver con videos interactivos el cómo realizar todas las actividades y posturas.

Si no te encuentras en casa para practicar, puedes descargar numerosas aplicaciones en tu teléfono inteligente o tablet para llevar el yoga a donde quiera que vayas, estudiando nuevas posiciones mientras estés de viaje. Algunas de estas aplicaciones son accesibles o gratuitas. Empieza las prácticas según tu conocimiento, incrementando la dificultad con el paso del tiempo. Comienza con calma y aprende todos los días a incluirlo en tu rutina diaria, logrando esa unión espiritual que conecta con el cuerpo gracias a la meditación. Toma un tiempo después de cada entrenamiento para meditar y relajar la mente al mismo tiempo que se relaja el cuerpo.

Deja un comentario